Llámanos:    +56 9 6230 1470     +56 9 66595392

mision

Los que llegaron Primero.

Nuestros abuelos fueron los primeros en habitar el sector del Manso, distante a 60 kilómetros del actual pueblo de Cerro Castillo. Corría el año 1912 y el poblamiento de la zona del castillo había comenzado unos años antes con algunas familias que se habían asentado en el lugar provenientes de Argentina y Chiloé.

Eran años en donde la naturaleza eran frondosos bosques caducifolios con presencia de la lenga (Nothofagus pumilio), el ñirre (Nothofagus antarctica), el notro o ciruelillo (Embothrium coccineum) y el calafate (Berberis buxofolia).

En la época, era habitual que nuestros abuelos y padres en sus recorridos, a lomo de caballo, se encontraran con especies como el huemul (Hippocamelus bisulcus), puma (Felis concolor), guanaco Lama guanicoe), chingue patagónico (Conepatus humboldti) y zorro colorado (Pseudalopex culpaeus), entre otros. Hoy aun se pueden encontrar, pero sin duda el aumento de población y la modernidad que muchas veces no respeta el entorno natural, hacen más difícil los encuentros.